El fardo


Esta historia fue motivo de examinación , de las manos de aquel profesor querido que aún recuerdo como si fuese un sueño su voz; y que miedo me daba escucharla, se titula El fardo pertenece al libro Azul de Rubén Darío y hoy se las plático  como quizá lo hice en aquel entonces : En aquella línea que se divisa allá a lo lejos que separa el cielo del mar ; el sol se hiba ocultando , aquel muelle ya estaba quedando sólo, los jornaleros se hiban a sus casas , podía sentirse aquel viento húmedo y salado que sopla al caer la noche desde el mar y aquella agua que murmuraba junto a los botes.Untitled

El tio Lucas era el único que quedaba , había trabajado todo el día cojeando, producto de un accidente con una barrica que subía a un carretón , pero ahora descansaba , y veía triste el mar, fumaba aquella pipa al saludarlo el patrón , al parecer es él  el que narra , diciendo lo siguiente: como a mi me gustan aquellas pláticas con los hombres rudos, hombres toscos que viven de su trabajo , escuche sus relatos como fué cayendo de oficio a oficio , que fué casado y tuvo un hijo… es ahí donde empieza a relatar al patrón que hace 2 años que se le murió el hijo , tratándoles de darles de comer a él y  a toda la familia.

El tio Lucas apaga su pipa se cruza de piernas y le  contó aquella historia: el hijo era bueno y trabajador , quiso ir a la escuela pero al parecer tuvo que dejarla , tenía  muchos hermanos que lloraban de hambre en aquel cuartucho, quiso aprender de herrero , pero estaba en puros huesos y enfermo , pero no murió…y eso que vivian en la pura miseria, en un cuarto destartalado y en un ambiente afuera de burdeles y borracheras de marineros; en medio de la podredumbre se puso bueno y sano , asi cumplió 15 años.

El tio Lucas se hiso pescador , logró a duras penas comprar una canoa, padre e hijo uno remaba y otro ponía los anzuelos y con ellos la esperanza  de vender lo adquirido; hasta que un temporal volvió astillas su canoa y ellos lograron la orilla gracias a  Dios.

Fué asi que ambos poco después se convirtieron en lancheros; yendo de la lancha al vapor y del vapor al muelle , tirándo y empujando los fardos en un rincón de la lancha, cargando y descargando , empujando esos pesados bultos , para engancharlos a la uña que los levantaba, como un péndulo  donde se  balanceaban aquellos fardos hacía las embarcaciones.

El tio Lucas victima de reumatismo no pudo moverse de la cama aquel día, pero la faena no podía detenerse y aquel muchacho se fué aún sin desayunar , había que comprar comida y medicinas .Debajo de los pescantes, estaba el hijo del tio Lucas con otros lancheros , descargando a toda prisa los fardos que enganchaban con unas cuerdas a aquellos garfios; hasta que llegó el turno del fardo más gordo , el más pesado , aquel muchacho ya se alistaba para desayunarse y cobrar, aquel fardo hiba en el aire…cuando ante la mirada atónita de todos, aquella mole se soltó y cayó encima de aquel muchacho.

Aquel día no hubo ni comida , ni medicinas sólo un chico destrozado y una familia adolorida por la perdida, el patrón se fué deprisa a casa después de despedirse y haciendo filosofía ; cuando sintió un frio que le helaba la nariz y las orejas.

Despenota: en mi tierra , la gente humilde y trabajadora suelen decirle patrón a cualquier persona bien vestida o con profesión  es algo asi como costumbre sin ser ni falto de respeto ni denigrante , pueda ser que asi lo haya usado , o quizá si haya sido el patrón verdaderamente .

Espero les haya agradado buenas noches Despe.23_9_11[1]

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo historias, leer, libros, relatos

7 Respuestas a “El fardo

  1. Dura historia de aquellos que todos los días tienen un objetivo: sobrevivir.

    Besos

  2. Que historia tan fuerte, transmite tantos valores…tanta pena…tanta injusticia..

  3. aunque desconozco a ciencia cierta si éste cuento como ha sido catalogado ésta historia, a lo largo de la vida de Rubén Darío fue inspirado en hechos reales no me cabe duda que si supo retratar la vida y tragedia de muchos que tratando de sobrevivir encuentran la muerte, hace ya muchos años de su primera lectura y confieso que se me salieron mis lágrimas al leerlo, pero si lo he visto palpable en mi tierra sólo para darles un ejemplo los niños de la chureca el mayor basurero de Nicaragua que se cuelgan de los camiones de basura sin ser vistos por el conductor, rebuscando tras los desperdicios algo comible , y algunos se sueltan son tan pequeños y les pasa encima el camión,teniendo aquellos hogares un final parecido al de la historia, accidentes que deja la pobreza extrema en nuestros paises , desgraciadamente el pan de cada día, gracias chicos saludos despe.

  4. Muchas gracias por la lectura de hoy amiga Despe.

    Que pases un buen día.

  5. Psando a dejar mis saludos
    donde estoy sin internet
    poco paso por estos lados
    y lo poco que estoy
    me metí en facebook.com

    besitos mi niña

  6. rotulistadeamor

    me encanto la imagen de la perrrita….xDDD
    feliz inicio de semana…pat salario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s