Dos relatos para ir a dormir


Hoy fue un dia agotador  , un buen libro y su lectura relajan la mera verdad , quiero compartir estas dos historias espero les resulte curiosas como a mi saludos y buenas noches despeinada :

El pervertidorcine
La primera y última vez que fui a ver una película pornográfica al cine, esperaba encontrarme con espectáculo
tanto en la pantalla como en el público: me imaginaba que abundaban las parejas que iban saciar su apetito
carnal por el placer de hacerlo en público. Eran los últimos tiempos de los cines del comercial Montserrat, que
con esas funciones estaban dando los últimos estertores de vida. Contrario a lo que manda la ley, la función
empezaba a las 7 de la noche y yo dispuse llegar a las 7:15, no fuera ser que me encontrara con gente que veía
en la misa de los domingos. Pagué mi boleto y entré.
Lo más común es que en los cines uno entre por atrás de los asientos, pero en esta sala la cosa era al revés y
uno tenía que pasar enfrente de todo el mundo para buscar su lugar. Entré lo más rápido posible, y me
encontré con tres chavos que se quedaban viendo desde el pasillo, porque no se atrevían a entrar y pasar
enfrente de todos. Después de que pasa la ceguera inicial, uno empieza a ver a su alrededor cuando no hay
acción en la pantalla. Por más que busqué no encontré a ninguna pareja que diera espectáculo, pero sí dos
chavas que decían ay qué chish cuando había sexo oral. Las muchachas habían sido inducidas al pecado por un
sonriente cuate con gorra de los rojos y uniforme de Paiz.
—Mirá, mirá hombre, para eso vinistes —le dice el chavo calientón a una de las mujeres.

—No —dice la muchacha tapándose los ojos—, ¡qué asco!
—¡Qué cochina! —dice la otra— ¡y se lo está tragando!

Y aunque ponían sus caritas de asco, se vieron la película hasta  el final, ante los reojos lujuriosos que a cadavideos-de-pucca-y-garu-en-cine1
tanto les lanzaba el pervertidor suertudo.
tomada  de la máquina de la nostalgia de José Joaquín López.

CODICIA
Cavando para montar un cerco que separara mi terreno de el de mis vecinos, me encontré enterrado en el jardín, un viejo cofre lleno de monedas de oro.
A mi no me interesó por la riqueza, sino por lo extraño del hallazgo.
Nunca he sido ambicioso y no me importan demasiado los bienes materiales…
Después de desenterrar el cofre, saqué las monedas y las lustré.
(¡Estaban tan sucias y herrumbradas las pobres!).
Mientras las apilaba sobre mi mesa prolijamente las fui contando…
Constituían en sí mismas una verdadera fortuna.
Sólo por pasar el tiempo empecé a imaginarme todas las cosas que se podrían comprar con ellas…
Pensaba en lo loco que se pondría un codicioso que se topara con semejante tesoro…
Por suerte…
Por suerte no era mi caso…
Hoy vino un señor a reclamar las monedas.
Era mi vecino.
Pretendía sostener, el muy miserable, que las monedas las había enterrado su abuelo y que por lo tanto le pertenecían a él.
Me dio tanto fastidio…
… que lo maté!
Si no lo hubiera visto tan desesperado por tenerlas
se las hubiera dado,
porque si hay algo que a mí no me importa,
son las cosas que se compran con dinero…
Pero, eso sí,
no soporto la gente codiciosa…

tomado de cuentos para pensar de Jorge Bucay

ver tambien Desagradable.monedas1

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo cuentos, historias, libros, relatos

7 Respuestas a “Dos relatos para ir a dormir

  1. Hola, ¿que tal?
    Me han parecido curiosos los relatos que has escogido.
    Sobre todo el segundo es divertido, con un grado de cinismo enorme.
    Como no le importaba el dinero, mata al vecino para quedarse con el tesoro.
    Parece un político…

  2. Recuerdo aquella proyección de cine…yo la dije que era una película de culto, y a los 10´la muchacha me dijo que era suficiente…que vivía cerca…

    El de la codicia ya le conocía. A cada uno con sus defectillos…

    Besos. ¿ Como me iba a olvidar de ti ?

  3. buenas noches despe,
    me han gustado mucho los relatos, no conocía ninguno de los dos.
    El último impactante.

    Un besito

  4. me encanta el batido de platano

  5. rotulistadeamor

    el primer relato me agrado … es mas me recordo un chiste… de por que las mujeres miran una pelicula porno hasta el fina?… R. por que esperan ver que el que se las comio se casa con ella .ja ja ja….
    oye por cierto,,,, me gustaron los colores del blog…. una observacion… me parece que es muy angosta el area para que publiques todo lo que tienes aqui en tu cachita…. a mi me molesta que nos hayan dado pocos themes pàra wordpress… cuando afuera hay cientos…. saludos despe

  6. Desde luego el de la “peli porno” lo has clavado. Yo me estaba viendo con 16 años, haciéndome pasar por “mayor” para que me dejaran entras in pedirme el carnet y ¡¡¡¡ encontrándome dentro con el vecino de enfrente que era un señor de 45 años !!! JE JE JE

    Una brazo,

    Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s